Logo reponsive

Electroterapia en fisioterapia

Electroterapia dirigida a fisioterapeutas y estudiantes de fisioterapia

Corriente de Trabert

Esta corriente resulta una potente herramienta ante algunos dolores y procesos patológicos inflamatorios y degenerativos.


Descripción de la corriente

Está formada por pulsos cuadrangulares monofásicos de 2 ms y reposos de 5 ms en aplicación continuada durante toda la sesión.

Cprriente de Trabert
Corriente de Trabert

Es una corriente que conjuga dos efectos muy interesantes:

Efectos y dosificación

El componente galvánico de esta corriente es del 28,5%, bastante importante como para generar cambios electroquímicos bajo los electrodos, podemos aprovecharla para iontoforesis y considerarla como generadora de quemaduras. Es frecuente subir la intensidad apoyándonos en la información del paciente. Craso error si no consideramos los límites galvánicos.

El polo [-] favorece el trofismo y alcaliniza el medio, muy adecuado para los procesos con bajo nivel inflamatorio y acúmulo de catabolitos. El polo [+] reduce la actividad metabólica, coagula y reduce la hiperexcitabilidad de las terminaciones nerviosas generadoras de dolor.

Dado el 28% de componente galvánico, debemos considerar el tamaño de los electrodos, la densidad de energía por cm2 y el tiempo, es decir, la dosificación adecuada, tema todavía no bien resuelto en la electroterapia hasta que no se cambien los parámetros de medida en los estimuladores. No obstante (y por puro empirismo de todo los días), si el 28% de la intensidad leída no supera la densidad de 1 mA/cm por la superficie del electrodo pequeño, podríamos aplicar de 15 a 20 minutos, estamos hablando de la intensidad teórica de seguridad.

Por lo que se refiere al estímulo sensitivo, la frecuencia es de 142,8 Hz, frecuencia con alta capacidad como para estimular las fibras nerviosas exteroceptivas rápidas, provocando el efecto puerta (no me gusta lo de gate control) al nivel de la formación reticular medular y el reflejo cutivisceral para el aumento de riego y vasodilatación. Dado el fuerte componente sensitivo, no es fácil que el paciente tolere el máximo teórico permitido en intensidad. (Ver párrafo anterior).

Cuando se aplique esta corriente, evitaremos las respuestas motoras durante toda la sesión.

No se debe aplicar sobre o cerca de implantes metálicos, ya que por su efecto electroforético, la placa provocaría en el interior orgánico electrólisis, y su consiguiente quemadura electroquímica. Los electrodos deben alejarse del implante metálico o endoprótesis al menos una distancia que nos garantice que el campo eléctrico no se desviará hasta el metal (de 15 a 20 cm).

Para que esta corriente consiga sus mayores efectos terapéuticos, debe acompañarse de otras que preparen la zona relajando músculos, aliviando tensiones de las inserciones, eliminando presiones de los tendones, desbridando tendones de la sinovial, elastificando el tejido conjuntivo de la zona, fluidificando el ambiente intersticial por calor o movilidad, etc. Los mejores resultados se alcanzan con aplicación sucesiva de varios efectos terapéuticos, como vibraciones musculares o trenes cortos de faradización. (Ver electroanalgesia).

Posología

Esta corriente tal vez no convenga aplicarla diariamente dado su fuerte efecto de cambio metabólico, situación que debemos considerar para informar al paciente de posibles reacciones térmicas, de hipersensibilidad al tacto, de aumento del dolor, de aparición de un tipo de dolor distinto. En días alternos, puede considerarse buena frecuencia para alternar con otras técnicas.

El número de sesiones quedará limitado por la consecución de los objetivos propuestos. Si el método se diseñó bien, en las dos o tres primeras sesiones, obtendremos buenos resultados. Si pasamos de cinco sesiones y los síntomas o evolución de la patología no remiten, el método con esta corriente no es el adecuado y debemos buscar otra alternativa. Recordemos el protocolo propuesto para el dolor (extensible a otros síntomas) resumido en la siguiente figura.

Protocolo de exploración y tratamiento
Protocolo de exploración y tratamiento

Tratamiento de sacroileitis con Trabert

Un ejemplo de tratamiento muy interesante consiste en la aplicación de esta corriente en las sacroileitis crónicas, situando el electrodo [-] sobre la sacroilíaca afecta, el [+] en el abdomen (enfrentado al [-] y buscando profundizar con la corriente). La corriente se mantiene de 10 a 15 minutos a una intensidad tolerable, sensitivamente hablando para el paciente, pero sin superar la intensidad teórica de seguridad por su componente galvánico. Evitaremos  también las respuestas motoras.

Trabert en sacoilíacas
Tratamiento de sacroilíacas

A las mujeres les preguntaremos previamente si están menstruando, si tienen un dispositivo intrauterino, si están embarazadas o si sufren de patologías oncológicas o infecciosas en la zona. A los varones les interrogaremos sobre padecimientos de procesos tumorales en colon o próstata, así como infecciones importantes en el campo de la corriente.

Efectos secundarios de las corrientes de Trabert

En general, las corrientes de baja frecuencia se consideran sin efectos secundarios a medio y largo plazo, salvo las contraindicaciones, precauciones o riesgos que se deben evitar, cuestiones que todo fisioterapeuta debe conocer.