Logo reponsive

Electroterapia en fisioterapia

Electroterapia dirigida a fisioterapeutas y estudiantes de fisioterapia

Masaje cavitacional

Técnica que genera vibración sobre la piel (con diferentes profundidades) y que estimula a los mecanorreceptores más superficiales, provocando la respuesta de diversos reflejos cutiviscerales.

No confundir esta aplicación con la aplicación manual de corrientes. En esta técnica se aplica vibración mecánica. 

El sistema consiste en un estimulador que genera pulsos monofásicos (también pueden ser bifásicos) con anchura de pulso regulable (pero que no sean menores de 2 ms ni mayores de 20 ms). El aparato tiene que trabajar en modo VC. Un electrodo se aplica al paciente y el otro al terapeuta o al cabezal de aplicación. Entre paciente y terapeuta o entre paciente y cabezal tiene que haber una barrera no conductora de electricidad, como un guante de vinilo. La intensidad aplicada (mejor decir el voltaje aplicado) es elevado, el mando de intensidad normalmente tiene que estar girado al máximo o en sus proximidades.

Su aplicación fundamental es en patologías de retención linfática, pero jugando con las frecuencias, la anchura de los pulsos y la (mal llamada en este caso) intensidad, podemos obtener efectos de relajación muscular, de sedación y de analgesia.

Al ver esta técnica, suele provocar en el terapeuta cierto recelo ante posibles "calambres eléctricos" que pudiera sufrir. Para evitarlos, no se tocara al paciente (piel con piel) pero si a través del guante de vinilo, ni entrará en contacto con elementos externo que puedan estar conectados a tierra, como radiadores, grifería, otros aparatos eléctricos conectados a la red con carcasa metálica (aunque estén en OFF) etc. Si el terapeuta tiene que evitar estos contactos, lógicamente, el paciente también.

Existen dos formas fundamentales de realizarlo:

 Ver los siguientes vídeos para entender su aplicación.


Masaje cavitacional manual


Masaje cavitacional con cabezal


Aplicación manual de electroterapia


Esta WEB no posee cookies, salvo los cookies técnicos procedentes de YouTube en las páginas que contengan vídeos. Para controlar los cookies basta con instalar la extensión FIREBUG en Mozilla Firefox a fin de mostrar los cookies de cada página.