Electroterapia en fisioterapia
16/07/2019 10:45:52

Respuesta sobre tratamiento del hombro con estimulación


Pregunta

"

En un Hombro intervenido por limpieza del espacio subacromial ¿Cuándo puedo comenzar con la estimulación muscular del deltoides? ¿Cuál es la mejor corriente?

Normalmente coloco los electrodos según tus recomendaciones ¿Hay alguna sugerencia nueva sobre esto?

"

Respuesta

En los hombros con síndrome de pinzamiento subacromial va a depender mucho de la evolución anterior a la intervención, pues unos hombros han sufrido procesos crónicos y largos con restricciones en la movilidad, adherencias, amplias contracturas, etc; mientras que otros no manifiestan estos problemas porque la causa es traumática o lesiones que han desencadenado la sintomatología en poco tiempo, se han tratado con fisioterapia y la evolución no es tan problemática.

En principio tu preocupación es la de fortalecimiento del deltoides, pero también es muy importante aprovechar la estimulación eléctrica para liberar adherencias de la bursa subdeltoidea, de musculatura más profunda y de adherencias capsulares.

Para iniciar te propongo que apliques vibraciones musculares (entre 2 y 4 Hz) suaves que movilicen ligeramente los tejidos. Esto a partir de la segunda semana.
Siempre hay que considerar que las contracciones no sobrecarguen los tejidos cicatriciales.

Para iniciar el trabajo muscular con el objetivo de liberar adherencias, tonificar musculatura, y posteriormente conseguir fortalecer y potenciar el deltoides: te sugiero que comiences a partir de la cuarta semana, colocando al paciente  sentado al lado de una camilla, con el hombro en separación pura de unos 45º, apoyado sobre una cuña, y codo flexionado. Evita la separación activa del brazo por el momento, inicia con trenes de unos 4 a 5 s, reposos de 5 a 7 s, la intensidad moderada para evitar daños en los tejidos cicatriciales, pero suficiente como que el objetivo pretendido se cumpla.

Si los electrodos los pones en sentido longitudinal en el fascículo medio (y si la intervención no fue por artroscopia) se tira demasiado de la cicatriz quirúrgica; por ello es mejor colocar los electrodos de forma transversal al deltoides para que se contraigan más los fascículos anterior y posterior y menos el medio.

Los primeros días sitúa los electrodos para centrar el trabajo en el tercio distal. Si los puntos de cicatriz por artroscopia o por cirugía abierta no dan problemas, sitúa los electrodos en el tercio medio del deltoides. Si ves que fuera necesario, en las últimas fases puedes trasladar los electrodos para que trabajen en el tercio proximal.

Debes ir aumentando la intensidad para que la respuesta motora sea lo mayor posible, pero sin daño al paciente, El tiempo del tren puedes aumentarlo a 7 u 8 s, las pausas entre trenes iguales que los trenes o algo mayores.

Después de dos semanas (hacia la sexta) indica al paciente que haga activamente (junto con la corriente) la separación hasta los 90º y la intensidad tiene que ser bastante como para que el paciente sienta que la corriente provoca una respuesta motora que por sí sola separa el hombro. La participación activa regulariza la contracción e integra a todas las fibras que la corriente no estimula.

Cuando notes que el paciente lo consigue sin problemas, puedes aplicar un lastre en la zona del codo de dos o tres kilos y aumentar la intensidad lo necesario, pero sin provocar daños ni respuestas anormales. Los tiempos de tren los aumentas de 8 a 10 s, y las pausas entre 8 y 15 s.

Las corrientes a utilizar deben ser las que menor molestia provoquen en el paciente (alto voltaje del EMS o trenes de media frecuencia bipolar) sobre todo en los inicios de la estimulación.

Dentro de los trenes, al principio se pueden usar frecuencias de unos 20 Hz e ir aumentando hacia los 50 Hz y terminar con los 80 Hz en las sesiones últimas.

Si usas electrodos adhesivos, te recomiendo que superpongas una banda elástica que pase por encima de los dos electrodos, que esta banda se cruce en la axila y que termine rodeando el tórax del paciente (tu ya sabes como es), con el fin de hundir en lo posible los electrodos y facilitar la penetración de la corriente para que no se pierda en estímulo sensitivo excesivo y desagradable.

Si la corriente es bifásica pura, sin trazas de polaridad, no importa la localización de electrodos; pero si se manifiesta algún efecto de polaridad, mejor que pongas el [-] en las fibras posteriores y el [+] en las anteriores. En media frecuencia no hay trazas de polaridad.

Si usas trenes de media frecuencia, la portadora debe ser de unos 2.000 Hz, el tiempo de modulación que no pase de 2 ms y las frecuencias de modulación, las mismas que para el EMS. Estas son más penetrantes y consiguen la respuesta de las fibras profundas mejor que el EMS, son mejor toleradas, pero te pueden generar dolores internos por tracción de los tejidos adheridos. Molestias que debes explicar al paciente como positivas. Yo prefiero estas, aunque reconozco que la portabilidad del EMS facilita mucho el trabajo.

Si quieres potenciar el supraespinoso: hay que valorar bien la integridad del tendón, si no hubiera problemas, se sitúa al paciente de la misma forma que para el deltoides pero con la separación a unos 80º. Un electrodo amplio e indiferente si sitúa en la cara externa del hombro (sobre el deltoides). Con el puntual se busca el mejor punto motor del supraespinoso, se marca el lugar y se sustituye por otro electrodo pequeño con la polaridad [-], si es posible, pero ante las bifásicas basta con la diferencia de tamaño para que el pequeño sea el activo.

Todo lo demás, procede como se explica para el deltoides, salvo que a las 4 semanas puede ser pronto para este músculo, debido a los posible daños y alteraciones en la estructura del tendón.

En los hombros con pérdida de movilidad, ahderidos, fibrosados y contracturados: para liberar todo el complejo articular te recomiendo que apliques dos bipolares de media frecuencia (no las interferenciales tetrapolares) cruzando los electrodos, los ajustas a un barrido de 1 a 5 Hz, que no coincidan los valores de los barridos al mismo tiempo y eleva la intensidad lo suficiente como para que aprecies respuestas motoras que movilicen el hombro de forma aleatoria en todos los sentidos de forma clara.

Tendrás que retocar las intensidades de cada canal hasta dejarlo en un punto en que observes buenas respuestas motoras, pero no molestas. Pasado un tiempo, necesitarás hacer retoques en la intensidad.

Esto aplicado durante unos quince minutos deja al hombro relajado y más liberado para el trabajo manual con el fin de ganar grados sin molestias y más fácilmente.

Espero haberte ayudado.


Publicado el 9/04/2019


¿ Desea volver al menú de Respuestas a electroterapia ?

Aviso sobre cookies

Esta WEB no posee cookies, salvo los cookies técnicos procedentes de YouTube en las páginas que contengan vídeos. Para controlar los cookies basta con instalar la extensión FIREBUG en Mozilla Firefox a fin de mostrar los cookies de cada página.
 

Nota sobre electroterapia

Nota al público general

Las técnicas de electroterapia no consisten en aplicarse un aparato “que alivia o elimina los dolores” y aplicárselo sin más. O usar un potenciador muscular que publicita “menganito de tal” y . . . ¡a ponerse fuertes!. Estas técnicas requieren de una base de conocimientos que el profesional conoce para ajustar los parámetros, situar los electrodos, dosificar correctamente e indicar la metodología de tratamiento.

16/07/2019 10:45:52

Autor de la web

José Mª Rodríguez Martín

Esta web es adaptable a diferentes dispositivos y pantallas

Logo responsive

WEBs del autor


www.electroterapia.com
www.iontoforesis.com
www.ultrasonoterapia.com
www.ultrasoundterapy.com

Canal en YouTube del autor

Logo de electroterapia en fisioterapia