Logo reponsive

Electroterapia en fisioterapia

Electroterapia dirigida a fisioterapeutas y estudiantes de fisioterapia

Respuesta sobre electrodos adhesivos

Un compañero me pregunta:

"
Estoy tratando de hacer potenciación muscular con electrodos adhesivos y los pacientes no los soportan.
Trato de conseguir las fuertes contracciones que usted refiere en su libro y no lo consigo.
No disponemos de otros electrodos. He probado varias corrientes, pero las que usted recomienda como mejores, no las soportan los pacientes.
¿Depende de los tamaños? ¿de los puntos de colocación? ¿puede ayudarme con alguna idea?
Las almohadillas húmedas se desecharon por higiene.

 "

Respuesta

Los electrodos adhesivos no son los adecuados para fortalecimiento muscular.

Se que son muy habituales en las recomendaciones con los EMS, pero aún así, no son recomendables para estimulación motora porque las corrientes que aplican al organismo son muy superficiales y no alcanzan bien los puntos de respuesta muscular por su profundidad, a no ser que generes una invasión eléctrica muy fuerte que invada obligatoriamente toda una región corporal, pero se pierde selectividad sobre el músculo o paquete muscular a estimular.

Esa invasión eléctrica normalmente es muy desagradable y se saturan las terminaciones nerviosas sensitivas hasta el punto de dolor.

Es necesario acudir a los electrodos clásicos de esponjillas humedecidas (con la correspondiente limpieza y renovación). Si puede usar suero fisiológico en lugar de agua del grifo, mejor.

La impedancia de los adhesivos y la de los clásicos con esponjillas es muy diferente. La fijación de los clásicos obliga a presionar sobre el electrodo y a acercarlo al punto motor profundo. La corriente atraviesa la piel con facilidad porque pasa de una disolución y otra (disolución de la esponjilla -- disolución intratisular) con poca resistencia (poca impedancia). Los adhesivos saturan la piel y la trasmisión al interior corporal es muy difícil por su alta impedancia.

Los adhesivos están bien para los TENS, pero nada más. Si empleas los adhesivos en corrientes como las farádicas, se tolerarán mucho menos que con las corrientes de los EMS; y las de los EMS tienen muchas limitaciones cuando se trata de pacientes (otra cosa son lo deportistas sin lesiones).

Te recomiendo que, partiendo del libro de prácticas, busques la forma de medir la impedancia con unos y con otros electrodos para entender y ver claramente esas diferencias. También te recomiendo que veas el enlace sobre Localización de electrodos y busca el punto 10.

Los electrodos clásicos de esponjilla humedecida son necesarios y "no hay otra", aunque digan lo contrario "Agamenón o su porquero". Habrá que renovarlos con la frecuencia que corresponda. Busca en el libro de prácticas como hacer nuestros propios electrodos o en el vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=VulketHVhSo

Si no te queda más remedio que usar los adhesivos, te recomiendo que utilices sobre ellos bandas elásticas tensas que los compriman y entierren entre el tejido celular subcutáneo, y mejor aún si intercalas, entre la banda y el electrodo adhesivo, algo que empuje más selectivamente al electrodo, por ejemplo: rollos de vendas pequeñas o paquetes de gasas dobladas. Esto te solucionará muchas de tus dificultades.

Si le pides al paciente que él mismo se comprima el electrodo con las manos, parte de la corriente se derivará por la mano, no le gustará el calambre y restas energía a la zona a estimular. No es táctica adecuada, salvo que entre la mano y el electrodo interpongas algo no conductor; pero aún así, el paciente no tiene las manos libre para afianzarse y sujetarse.

Espero haberte ayudado


Publicado el 3/12/2018

Esta WEB no posee cookies, salvo los cookies técnicos procedentes de YouTube en las páginas que contengan vídeos. Para controlar los cookies basta con instalar la extensión FIREBUG en Mozilla Firefox a fin de mostrar los cookies de cada página.