Logo reponsive

Electroterapia en fisioterapia

Electroterapia dirigida a fisioterapeutas y estudiantes de fisioterapia

Respuesta a algunas dudas de electroterapia

"

Le escribo para hacerle unas preguntas sobre temas de electroterapia.

He leído uno de sus libros (Electroterapia en fisioterapia), sigo su canal de Youtube y he revisado su pagina de Internet. Concuerdo con muchas de sus opiniones principalmente sobre el tema de dosificación, creo ser consciente del abismo que existe entre lo que debe ser o debiera considerarse siempre para la aplicación de un agente físico (dosis- densidad de energía) y lo que realmente se aplica o se toma como dosis (potencia, sensación subjetiva del paciente, etc.).

Es difícil salir del molde con el que se te ha dado forma. Desde mi experiencia, cuando obtuve mi formación universitaria, no creo recordar obtener estos conocimientos o que mis docentes estuvieran familiarizados con ello. Ahora con mi experiencia, el estudio que le he dedicado, mi razonamiento y la opinión que ahora tengo me encuentro con  muchos profesionales que se quedan con conceptos superficiales sobre estas aplicaciones de energía, con recetas de cocinas mal anotadas o mal entendidas.

A lo que voy con este correo es que, mientras sigo estudiando y tratando de entender este tema tan complejo, me encuentro con muchas incongruencias.

1º.-- Usted escribe sobre la selección adecuada de los electrodos, y por lo que entiendo es mejor trabajar con electrodos de goma, pero en la actualidad y  donde sea que miro, los profesionales ya no saben que es trabajar con eso porque el mercado esta abarrotado de electrodos adhesivos desechables, que el fisioterapeuta ocupa a diestra y siniestra sin tomar en cuenta que eso tiene una fecha de caducidad, sin tomar en cuenta las características de la corriente aplicada, y otras cosas más, me sigo encontrando con fisioterapeutas que trabajan "electroestimulación" en una parálisis facial aplicando un par de electrodos de 5x5 cm para conseguir quien sabe que.  Y  llego al  punto de sentir que voy contra la corriente o que hablo un lenguaje que a nadie más le interesa hablar. 

Bueno ya habiéndome desahogado paso al punto central que me llevó a escribir este correo y con el que comencé esta redacción...  Le escribo para hacerle unas preguntas sobre temas de electroterapia. 

2º.-- Con todos los electroestimuladores que existen en el mercado, ¿Cuáles son los mejores desde su perspectiva ? 

3º.-- Qué pasa con los electroestimuladores portátiles? 

Usted escribe que para efectos motores: "Ante pacientes reales, en los que te encuentras patologías de atrofias, denervaciones parciales o severas y otras disfunciones neuromusculares, habitualmente se usan estimuladores profesionales porque tendrás que acudir a usar pulsos > 1 ms"

Es obvio que en algunos electroestimuladores portátiles no se pude trabajar con más de 300 micro segundos. Entonces si esos anchos de pulso solo se pueden trabajar con equipos profesionales, ¿Cuál es la razón de los equipos portátiles?

Estas son las preguntas que por hoy día me  dan vueltas por la cabeza, y le agradecería que me pudiera orientar.

"

Respuesta

Encantado de responderte.

Te comprendo en tus dudas y tribulaciones, porque a mi me han llegado a reprochar compañeros que he complicado demasiado la electroterapia y que propongo temas que superan lo que es estrictamente electroterapia.

En parte, tal vez tengan razón, pero yo sugiero dar un paso más allá y entender algo sobre comportamientos y leyes eléctricas, manejo de osciloscopio, etc.

En mi libro de PRÁCTICAS DE ELECTROTERAPIA EN FISIOTERAPIA, las prácticas las clasifico en tres niveles. Con el nivel 3 propongo prácticas para los interesados en investigar o en ir un poco más allá, para comprender y entender las variantes sobre formas de onda, no confundir parámetros y unidades, entender sobre impedancias, sobre variantes en el pH, sobre el comportamiento orgánico, etc, etc. Si se entienden bien los conceptos, no se cometerán tantos errores en los "pretendidos trabajos científicos".

Por lo que se refiere a la primera parte de tu comentario, yo también me he preguntado muchas veces el porqué esa falta de profundización; y creo que se debe a la superficialidad con la que se estudian las materias en la enseñanza primaria y secundaria, que se hace extensiva a la universitaria. Se estudia para memorizar y aprobar; pero no para dominar la materia.

Solamente con profundizar en la física de la secundaria se entenderían bien los parámetros adecuados para usarlos en electroterapia y en la fisioterapia en general. Por que, habría que decir lo mismo de la parte de la física mecánica como en poleas, aplicación de fuerzas, palancas, torques, etc, etc.

Soy de los que pienso que la fisioterapia (NIVEL UNIVERSITARIO) tiene una asignatura pendiente en cuanto a profundizar en la física que se enseña y que se aplica.

1º.-- Sobre lo que comentas de los electrodos, personalmente pienso que se trata de intereses comerciales y de acudir a soluciones fáciles y rápidas aunque conlleven consecuencias y daños "colaterales".

Los electrodos adhesivos son interesantes para algunas aplicaciones superficiales con estímulo sensitivo, pero si se pretenden usar para respuestas motoras, al menos deben sujetarse con bandas que los compriman y entierren en el tejido celular subcutáneo para aproximarlos a los puntos y placas motoras.

Los electrodos estándar de goma y esponjilla son insustituibles en muchas aplicaciones (sobre todo en corrientes con componente galvánico) y no nos podemos dejar llevar por la moda, por la pereza de prepararlos y mantenerlos, por el comercial que vende adhesivos, o por "alguien interesado en que se compren muchos electrodos adhesivos".

Para más detalles, ver este enlace que seguramente ya conoces:
http://electroterapia.com/localizacion-electrodos.php

2º.-- Sobre los mejores estimuladores, siempre he tratado de no implicarme en las guerras de marcas. Pero sí que existen buenos estimuladores y otros no tan adecuados. Además se evidencian escuelas, es decir, no todos siguen el mismo criterio y no todos generan las mismas corrientes; y si entramos en las diferencias entre programas e indicaciones para la misma patología . . .  ¡ para qué hablar !

Las diferencia fundamentales están en que los parámetros de las corrientes que generen sean correctos, y que no ocurra como con un estimulador que tengo en mente, que de 2 ms para abajo todos los pulsos eran iguales, y cosas así. Que si aseguran que trabajan en modo CC, que sea real. Que el sistema de generación de ondas sea bueno y si es digital, que sea de alta resolución (no como esos que al verlos en osciloscopio las ondas triangulares son a base "burdos escalones"). Que trabajen con impedancias adecuadas. Que el sistema de aislamiento de la red eléctrica sea el adecuado (que no todos lo son).

Sugiero que para elegir un estimulador previamente se le someta a un análisis de sus posibilidades, de las corrientes que genera y a su correspondiente análisis con osciloscopio sobre un paciente artificial, o lo que yo propongo como caja de prácticas. http://electroterapia.com/caja-practicas.php

Si me sigues ya verás el equipo que yo elegí  pensando en él como en el más adecuado para la enseñanza y para hacer demostraciones de las corrientes, y que tampoco es el perfecto, porque en cuestiones de media frecuencia los hay más evolucionados, como alguno de la escuela Holandesa que posee el VECTOR ROTATORIO en interferenciales.

Yo te recomendaría uno que contenga la FARÁDICA bien desarrollada y con muchas posibilidades de ajuste, ya que esta es la corriente que más rendimiento terapéutico consigue ante patologías, y muy importante, sabiendo utilizar sus parámetros en cada momento, proceso patológico y paciente.

No podemos olvidar que un buen estimulador debe disponer de una zona en la que se puedan realizar exploraciones para averiguar el comportamiento del paciente y poder encontrar los mejores parámetros a fin de diseñar la corriente adecuada en cada momento. Si sabes hacer estas exploraciones, cuando te halles ante un equipo con estas posibilidades, sabrás cual es el más adecuado.

No hay que olvidar que algunos son copias de otros y en la copia se olvidan de algún detalle muy importante.

Huye de la excesiva automatización.

La aplicación intencionada mediante control por pulsador, es muy importante y debe usarse siempre que se pueda.

3º.-- Sobre los equipos portátiles, son equipos útiles para personas normales, entrenamiento deportivo, estimulación funcional, etc. Pero en cuanto nos hallamos ante patologías de una cierta entidad, se quedan insuficientes.

Por ejemplo: existen estimuladores portátiles que SÍ superan los 300 micro segundos y se indican para el tratamiento de parálisis periférica, pero su intensidad no va más allá de 25 o 30 mA (por imposición normativa) y esa intensidad es insuficiente para realizar esos tratamientos. Cuando hay atrofias neuromusculares se requieren pulsos mayores que 1 ms y agruparlos en trenes, pero si no los tienen, no son útiles para esas patologías.

Estos estimuladores portátiles tienen sus limitaciones y no los considero adecuados como un estimulador estándar para tratamiento de fisioterapia.

Insisto en que influyen demasiado las tendencias, las modas y las influencias comerciales y falta criterio profesional por desconocimiento.

¿Cuándo avanzaremos hacia un método más profesionalizado en ultrasonoterapia? Compañera, a seguir insistiendo que todo llegará.

Espero haberte ayudado con mis respuestas

Publicado el 5/6/2018

Esta WEB no posee cookies, salvo los cookies técnicos procedentes de YouTube en las páginas que contengan vídeos. Para controlar los cookies basta con instalar la extensión FIREBUG en Mozilla Firefox a fin de mostrar los cookies de cada página.